Para el campeón Publicis, sobrevivir es el mayor reto

Sinahí Siracusa / @sinasira

Según Antonio Bettencourt, presidente de Publicis, otra vez agencia ganadora del Ranking de PRODUCTO, 2016 fue un año muy difícil para el gremio. La baja inversión de los anunciantes en medio de una situación país cada dìa màs compleja “hace que el negocio de la publicidad se ponga cada vez más cuesta arriba”.

Es admirable cómo las agencias luchan para poder seguir adelante, trabajando por el país a pesar de las dificultades. Por eso, Antonio Bettencourt, presidente de Publicis, ganadora 9 veces el Ranking de PRODUCTO en los últimos 12 años (desde 2006, cuando lo obtuvo por primera vez) la felicidad de que su agencia siga siendo la Número 1 no le impide reflexionar acerca de que “el mayor reto hoy en día es la sobrevivencia”.

“Así estamos todos”, dice el publicista. Y es verdad. Los clientes, que siguen buscando vender, pretenden no perder posicionamiento, pero padecen por insumos o materia prima, mientras hoy más que nunca, con la rebelión popular en la calle, cruzan los dedos para que su distribución funcione en medio del caos o los puntos de venta no sean saqueados.

Bettencourt asiente ante el periodista y recuerda que no es un secreto, además, que 2016 fue “un año muy difícil para la industria publicitaria, por la baja inversión los en medios y el tema que se arrastra desde hace años: la situación país, que obligó a que muchas campañas destinadas a salir no pudieran hacerlo”. Como rebote de la crisis “está el daño que le está haciendo a nuestra industria la falta de talentos, porque muchos jóvenes bien preparados huyen del país”, refiere. “Esta es una actividad que requiere de gente joven pero, lamentablemente, los muchachos están viendo su futuro fuera de Venezuela. Emigran y dejan huecos de talento en todas las agencias”.

A pesar de todo Bettencourt está en parte satisfecho porque Publicis ganó en el 2016 cuentas importantes como Banesco, Nescafé Dolce Gusto (Nestlé) y los nuevos productos de limpieza Calidex; aunque también perdió dos clientes: Bridgestone, que se fue del país; y las tortas y postres de Rifel.

Depende del cliente con que se mire

Bettencourt expresa que el negocio se va modificando sobre la marcha, dependiendo un poco del cliente y las políticas que tenga o que pueda instrumentar. “Todavía existen quienes defienden la importancia de la marca y a pesar de que las dificultades para disponer de productos en anaquel, deciden hacer su campaña de imagen, de branding o hasta celebrando aniversarios; aunque otros anunciantes, debido a no tener producto, deciden suspender directamente toda su publicidad”.

Desde hace un par de años sobrevino la tendencia de crecimiento del medio digital, que ahora tiene tanta importancia, pero con los acontecimientos que se viven, muchos clientes también se han retirado: “Algunos no quieren hacer ruido dentro de esta situación en la que todos los días estamos a la zozobra”, dice el presidente de Publicis. “Bàsicamente no quieren verse anunciando ahora, prefieren bajar el perfil y en muchos casos redujeron presencia. Hasta incluso han cambiado su tono de comunicación”.

Provoca pesar voltear hacia unos años atrás y ver, por ejemplo, que la industria automotriz era uno de los mayores anunciantes, igualque el cuidado personal. Ahora, o no vemos actividades en esas industrias, o son dire3ctamente escasas…lo que lógicamente nos afecta a todos.

Sin embargo, al hablar de las amenazas màs serias en la industria publicitaria, Bettencourt retoma el punto de la falta de talento. “Cada día tenemos menos gente dedicada al negocio. Estamos ahorita tipo escuelita, formando muchachos lo más rápido posible para suplantar los puestos vacantes”. Como veterano también avizora otra amenaza: que la industria se quede sin empresas o anunciantes de gran importancia. “Provoca pesar voltear hacia unos años atrás y ver, por ejemplo, que la industria automotriz era uno de los mayores anunciantes, igualque el cuidado personal. Ahora, o no vemos actividades en esas industrias, o son dire3ctamente escasas…lo que lógicamente nos afecta a todos”.

En cuando a la economía de mercado, considera que “está en verdadero riesgo en el país”. Y dice: “Si hubiera reglas claras de la economía, un mejor enfoque en la producción local, materia prima y divisas, eso mejoraría ampliamente el sector publicitario. Habría más marcas, competencia, y una economía mucho más sana. Vas a un anaquel y consigues un solo producto… y cuando hay. Estás obligado a comprar al precio que esté esa sola marca, que muchas veces ni siquiera es líder”.

Recommended Posts

Start typing and press Enter to search